PAPDA

Plateforme Haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif

Accueil > Intégration Alternative > Désoccupation / Démilitarisation > Contre la militarisation de notre continent

L’UNASUR se réunit à Bariloche en Argentine

Contre la militarisation de notre continent

samedi 29 août 2009, par PAPDA

Une situation très préoccupante se développe aujourd’hui en Amérique Latine. De quoi inquiéter tous ceux qui croient en la liberté et la souveraineté des Peuples. En effet, avec l’odieux coup d’État perpétré au Honduras et la signature d’un nouvel accord militaire entre la Colombie et les États-Unis, le décor est planté pour de nouvelles agressions militaires étatsunisiennes contre le puissant processus de réveil démocratique des Peuples de notre continent qui, dans de nombreux contextes nationaux, sont en train de reprendre le contrôle sur leurs ressources stratégiques. Le prochain sommet des Présidents de l’UNASUR à Bariloche en Argentine, le vendredi 28 août 2009, constitue un test essentiel qui permettra de mesurer le niveau de détermination des régimes politiques actuellement au pouvoir de défendre les conquêtes récemment acquises et de renforcer l’unité et la dignité de nos pays face aux USA. A cette occasion, nous vous invitons à lire une importnate déclaration de Jubilée Sud.

Declaración de Jubileo Sur/Américas ante la reunión de la UNASUR, San Carlos de Bariloche, Argentina, 28 de agosto de 2009.-

Ante una nueva reunión de la UNASUR, con la presencia de todos los mandatarios y mandatarias de sus países integrantes, para avanzar en los debates y explicaciones por la instalación de siete nuevas bases militares estadounidenses en territorio colombiano y las implicancias militares y geopolíticas que se desprenden de este hecho para la región en su conjunto, desde Jubileo Sur/Américas queremos hacer pública nuestra posición al respecto.

1.- Manifestamos nuestra más honda preocupación y repudio al avance militarista que se está promoviendo en la región por parte de los Estados Unidos, de la mano del Presidente de Colombia Álvaro Uribe. Esta determinación también va ligada a la predisposición del Gobierno peruano de permitir el amarre en sus puertos nacionales, para aprovisionamiento, de naves integrantes de la denominada IV Flota y del Comando Sur del Pentágono estadounidense.

2.- Esta situación de reacomodamiento estratégico de los Estados Unidos en Suramérica, responde a nuevas políticas de resguardo de sus intereses geopolíticos y económicos-financieros, y a modificaciones en su mapa de monitoreo para la región, ante la decisión del Gobierno ecuatoriano de no renovar la permanencia de la base militar de Malta en su territorio y a la persistente lucha de los movimientos sociales por erradicar las decenas de bases militares ubicadas en América Latina y el Caribe.

3.- Con está decisión del Gobierno colombiano, se consolida así su alineamiento automático con los centros hegemónicos de poder económico-militar. La vigencia del Plan Colombia y la suscripción de un Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, convierten a Colombia en la proa del imperialismo en la región, dejando una pesada carga de endeudamiento ilegítimo sobre las espaldas de los más pobres y desposeídos.

4.- Esta nueva reunión de la UNASUR, debe avanzar en un planteo integral de denuncia y rechazo a la instalación de estas siete nuevas bases, bajo pretexto de la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. El acuerdo alcanzado permitiría cualquier clase de operaciones militares en el interior y exterior del país. Sin lugar a dudas, esta posibilidad trae marcadas consecuencias para la estabilidad democrática regional y los procesos de integración en marcha como el ALBA y la misma UNASUR. Esto, en un contexto de reagrupamiento y avanzada de las fuerzas conservadoras y de derecha, que tienen en estos momentos su ejemplo más marcado en el reciente Golpe de Estado cívico-militar producido en la República de Honduras. Con el dato comprobado, que el Presidente constitucional, Manuel Zelaya, después de ser secuestrado en horas de la madrugada de su domicilio y antes de ser llevado fuera del país, fue transportado a la base militar estadounidense de Palmerola en territorio hondureño.

5.- Desde Jubileo Sur/Américas reafirmamos nuestro rechazo y repudio al Golpe de Estado perpetrado en Honduras y nos sumamos a las voces de repudio frente a la nueva avanza imperialista y militarista de los Estados Unidos. Exigimos el pleno respeto de los derechos humanos y la autodeterminación de los pueblos, especialmente en estos momentos de los pueblos hondureño y colombiano que luchan en defensa de su soberanía y vida.

JUBILEO SUR/AMÉRICAS
27 de agosto de 2009